Población reclusa

Las prisiones en Extremadura

En la actualidad en nuestra región existen dos Centros Penitenciarios, con 1.080 personas reclusas —1.016 hombres y 64 mujeres (últimas cifras de Instituciones Penitenciarias a 30 de octubre de 2017)

El C.P. de Badajoz dispone de 497 celdas, con una ocupación promedio real de 670-700 personas y el C.P. de Cáceres tiene 301 celdas y una ocupación promedio real de 600 personas,  la tasa de sobreocupación ronda el 136%, según denuncia el sindicato de prisiones ACAIP esta es aún mayor.

Ambas prisiones extremeñas carecen de instalaciones orientadas para alojar a mujeres. Las internas se encuentran recluidas en módulos que inicialmente eran masculinos. Por tanto, no existen instalaciones diferenciadas (como patio, escuela, aulas o economato), de modo que esto supone una desigualdad para planificar tareas, desarrollar programas o facilitar la gestión de la convivencia de estas internas en el centro. Asimismo, no está habilitada para mujeres embarazadas, por lo que estas internas han de ser alejadas de su familia a prisiones que sí están adaptadas (habitualmente en Andalucía) o renunciar al derecho que tienen de estar con sus hijos/as menores de tres años.

.

El trabajo de ADHEX en prisión

Proyecto Extramuros:

ADHEX trabaja en las prisiones extremeñas desde el año 2000, tomando como guía el artículo 25.2 de la Constitución Española.

El proyecto Extramuros está financiado por la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extramadura. Y desarrolla una atención individualizada y formación en orientación laboral o en habilidades sociales a personas reclusas en ambos centros penitenciarios.

Los objetivos son:

  • Paliar las consecuencias de la reclusión y trabajar por la reinserción de las personas encarceladas colaborando con las Instituciones Penitenciarias a fin de que se vayan generando cambios para la mejora del ámbito penitenciario y en definitiva de la sociedad.
  • Elaborar un itinerario personal de intervención, a las personas reclusas, en función de las necesidades y carencias estimulando la participación activa de los/las beneficiarios/as en su propio proceso de reinserción acercando los recursos exteriores encaminados a la reinserción. Así, como realizar acciones de formación grupal en base a aquellas necesidades detectadas.

El trabajo se desarrolla en dos fases:

  • Fase 1: Atención individualizada. En esta fase se realiza un diagnóstico de su situación personal, familiar y laboral para adaptar la intervención a las necesidades de la persona con el objetivo de obtener información real y válida para concretar su perfil. A esto le seguirán las entrevistas motivacionales pretendiendo activar y aumentar las actitudes hacia el cambio positivo.

  • Fase 2: Formación grupal y seguimiento. Atendiendo a las necesidades detectadas en la fase anterior, se programan diversas acciones formativas, prioritariamente habilidades sociales y orientación laboral, pudiendo ampliarse esta formación a las carencias que hayamos identificado con anterioridad. En esta fase se incluyen también las actuaciones de seguimiento, tanto dentro del centro penitenciario como en el CIS y en la vida en libertad.

Buscamos que la persona reclusa y exreclusa se responsabilice en el desarrollo de sus capacidades, potencialidades, estrategias y uso de recursos, minimizando así, en la medida de lo posible, las dificultades que se pueda encontrar en su vida social, formativa, laboral y familiar, una vez haya salido de prisión.

.

Centro Penitenciario de Badajoz

En nuestro trabajo diario en prisión con personas privadas de libertad para evitar su exclusión social, prestamos especial atención, debido a sus necesidades específicas, a:

Extranjeros/as: ya que generalmente desconocen el idioma, no tienen vínculos personales o familiares fuera de prisión, se les deniegan los permisos por el riesgo de fuga, viven con incertidumbre la regularización de su situación.

Mujeres: en las prisiones extremeñas se ven marginadas respecto a las actividades laborales, deportivas, recreativas, culturales y formativas debido a que la población es mayoritariamente masculina y no disponen de espacios específicos para mujeres (los hombres salen de sus módulos para hacer actividades; las mujeres, no). Además, su situación económica es peor, ya que suelen tener hijos/as a su cargo.

Jóvenes entre 18 y 21 años: no llevan mucho tiemp

Centro de Inserción Social “Dulce Chacón”

o en prisión, por lo que el efecto de “prisionización” es mucho menor. Resulta difícil motivarles, pero cuando se consigue, aprenden más rápidamente que personas de más edad. Es importante que sientan que hay personas trabajando por su reinserción y dándoles una oportunidad para rectificar.

Personas en régimen de tercer grado o próximas a él: ya podrán desempeñar un trabajo, por lo que es muy importante que adquieran recursos para buscar empleo. En muchos casos, es difícil acceder al tercer grado por la falta de garantías en su reinserción. Por ello, es fundamental prepararles para la reinserción antes de que salgan de prisión.

.

Además de este programa, Adhex realiza una intervención formativa en el Centro Penitenciario de Badajoz, con financiación de Diputación de Badajoz: El proyecto VENTANA por el que se realiza un taller de prensa y un taller de radio.

.

.

.

.

.

MEDIDAS ALTERNATIVAS A LA PRISIÓN

En el vigente código penal, las posibilidades contempladas que pasan por evitar el ingreso en prisión son, entre otras, las siguientes:

Imposición de medidas de seguridad (tratamiento de trastornos mentales o drogodependencias, seguimiento de programas de tipo educativo,

Pena de trabajo en beneficio de la comunidad.

Suspensiones de la pena de prisión no superior a 2 años con la obligación de participar en programas formativos, laborales, culturales, de educación vial, de educación sexual y otros similares u otros deberes

Suspensiones de la pena de prisión no superior a 5 años cuando la persona penada hubiese cometido el delito a causa de una drogodependencia y se encuentre deshabituada o sometida a deshabituación

Sustituciones de la pena de prisión, con la obligación de participar en programas formativos, laborales, culturales, de educación vial, de educación sexual y otros similares u otros deberes.

Libertad condicional

Régimen abierto (ordinario sin pernocta en el centro, o cumplimiento en unidad extrapenitenciaria de deshabituación).

La propia web de Instituciones Penitenciarias reconoce que estas medidas pueden evitar los “efectos desocializadores que implican las penas privativas de libertad, y hacer, de alguna manera, que la persona condenada puede reparar el daño causado a la sociedad desde ésta misma”.

.

Contacta con ADHEX:

ADHEX – Tfno. 927 629 370 / 371 (Cáceres)

en nuestro mail adhex@centroderechoshumanos.com

o en nuestro formulario de contacto.

Recursos para personas reclusas

Varias entidades trabajan para la reinserción social de las personas reclusas en nuestra Comunidad Autónoma y en todo el Estado. La Asociación de Derechos Humanos de Extremadura pertenece a la ROSEP (Red de Organizaciones Sociales del Entorno Penitenciario).

Otras organizaciones que trabajan en los Centros Penitenciarios son:

  • Pastoral Penitenciaria
  • Cruz Roja
  • Reto
  • Comité Anti-Sida
  • Universidad Popular de Cáceres
  • Amat ( Asociación Miajadeña de Ayuda al Toxicomano)
  • Feaps
  • Proyecto Vida
  • Universidad Popular de Badajoz
  • Asociación Nueva Vida
  • Centro de Promoción de la Mujer.
  • Club de Ajedrez Linex-Magic
  • FEAPS, Asociación para la Libertad (Cáritas) y Cruz Roja.
  • Cáritas Diocesana
  • Culto Evangélico
  • Feaps
  • La Caixa
  • Testigos de Jehová
  • Asociación Escritores extremeños
  • Fundación Jóvenes y Deporte
  • Taller de Cerrajería
  • Taller de Cafetería

Te puede interesar:

Páginas web:

Defensor del Pueblo.

Ministerio del Interior.

Instituciones Penitenciarias.

Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (dispone de una sección de Prisiones).

Infoprisión: Blog sobre la vida cotidiana en prisión.

Recursos para descargar:

Ley Orgánica General Penitenciaria.

Informe sobre la tortura en el Estado español.

Informe “Enfermos mentales en las prisiones ordinarias: un fracaso de la sociedad del bienestar” (por la Apdha).

Otros enlaces de interés:

Estudio sobre los partes de lesiones de las personas privadas de libertad.

Estudio sobre los partes de lesiones de las personas privadas de libertad. Protocolo de Estambul.



Diputación de  Badajoz Diputación de Cáceres