Juventud extremeña y la perspectiva de los Derechos Humanos

El Centro de Investigación en Derechos Humanos de Extremadura (Cidhex) ha elaborado el informe “1998-2008, la Evolución Joven”. Una perspectiva desde los Derechos Humanos”. Se trata de una publicación en la que hemos aglutinado datos, informes e investigaciones al respecto elaboradas por distintos organismos y entidades a lo largo de esos 10 años. Esta compilación de datos sirve para analizar, siempre desde la perspectiva de los Derechos Humanos, cómo ha evolucionado la población joven de la región en los últimos años. El período del estudio comienza en 1998, año en que nació el Cidhex.

Este informe, redactado por el miembro de Adhex Daniel de la Fuente, es una publicación del Observatorio de la Juventud de Extremadura, con el apoyo de la Consejería de los Jóvenes y del Deporte. Para el Cidhex, esta publicación aporta dos elementos positivos:

- Aglutina en un único documento variados enfoques y datos que hasta ahora permanecían dispersos en distintas publicaciones procedentes de diversas fuentes. Al unificarlos, hace mucho más sencilla su consulta.

- La selección de cifras, fuentes y enfoques recopilados se ha realizado desde la visión de los Derechos Humanos, perspectiva que en el Cidhex consideramos fundamental a la hora de observar la realidad social.

Con esa perspectiva establecimos las áreas temáticas para cada capítulo. En cada una, podemos destacar los siguientes datos:

Demografía: Ofrecemos cifras de población joven para el ámbito temporal del informe (es decir, hasta 2008), entendiendo la franja de edad desde los 14 hasta los 34 años. Mencionamos distintos estudios regionales para hablar de proporción de población joven y de saldo migratorio.

Valores y estilo de vida: Hemos englobado distintas facetas que pueden ayudar a trazar un perfil general de la persona joven extremeña. Así, podemos destacar que se ha ido elevando la edad media al primer matrimonio desde 29 años para hombres y 27 para mujeres, hasta 31 años para hombres y 29 para mujeres. También la edad media de maternidad se ha retrasado un año, desde los 30 a los 31 años de edad. En este capítulo también mencionamos el proceso de escucha que se realizó por toda Extremadura para elaborar el IV Plan de Juventud vigente; en esos 42 encuentros se consultó a la población joven sobre sus problemas, demandas, necesidades… Esta evaluación de los debates resulta muy valiosa para las entidades que trabajamos con personas jóvenes. En cuanto a sus expectativas de futuro, suelen ser optimistas hasta los 21 años de edad; a partir de ese momento, se iguala más la proporción de optimismo y pesimismo en sus valoraciones.

Mujeres jóvenes: Consideramos fundamental dedicar un epígrafe exclusivo a las mujeres entre 14 y 34 años de edad para constatar nuevamente las diferencias de género que permanecen en nuestra sociedad. Entre otros datos, citamos una encuesta elaborada por el Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX) en que más del 57% de las mujeres encuestadas consideraban que era más difícil para una mujer que para un hombre encontrar trabajo. Esta queja es mayor en las mujeres entre 16 y 24 años, las cuales se encuentran inmersas en la búsqueda de empleo. También las mujeres más jóvenes son más partidarias de que la mujer debe trabajar fuera de casa. En cuanto a la violencia machista, hay datos que nos deben hacer reflexionar, como el referido a la edad de la víctima de malos tratos: cerca de un 20% tienen entre 18 y 30 años; casi un 13% son menores de edad. Con relación a este dato, desde la Junta de Extremadura (Instituto de la Juventud e Instituto de la Mujer) se está  trabajando para concienciar a la población joven sobre este problema. Por ejemplo, el Foro Internacional “Juventud y Violencia de Género” celebrado en 2009 en Madrid, contó con la participación de 100 jóvenes extremeños/as.

Emancipación: En este capítulo debemos destacar que nuevamente Extremadura se coloca como la región donde menos esfuerzo deben hacer las personas jóvenes para adquirir una vivienda. En el terreno laboral, incluimos datos oficiales que demuestran la discriminación de la mujer en cuanto a salarios, a nivel nacional, regional, en todas las edades e independientemente de su nivel formativo. Hay que señalar un dato que se extrae de los últimos datos del boletín OBJOVI tercer trimestre de 2009: la tasa de emancipación joven ha subido en un 2,6%, por lo que se sitúa ahora  en un 43,44%. Así, 6440 jóvenes más han podido independizarse.

Juventud inmigrante: Hay que destacar que Extremadura sigue siendo la región con menor proporción de población extranjera sobre el total (con cerca de un 3%). De todas estas personas  inmigrantes, el 58% son menores de 34 años. Se menciona un estudio de 2005 en que un 89% de las personas jóvenes extremeñas encuestadas estaba a favor de medidas aperturistas hacia las  personas inmigrantes y sólo un 6% apostaban por prohibirla. En este sentido, merece la pena citar la labor del Comité Extremeño contra el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia (del que Adhex forma parte) por transmitir a  la población joven nacida en nuestra región los aspectos positivos que nos aporta la inmigración como sociedad.

Educación: Destacamos que ha crecido el alumnado de Ciclos Formativos, al tiempo que desciende esta cifra en la Universidad; esto puede tener efectos positivos para la emancipación de esas  personas jóvenes, si bien el descenso en las cifras de personas universitarias también es signo de que el mercado laboral no responde a la cualificación de la juventud.

Ocio: De nuevo aplicando un enfoque de género, vemos que en la adolescencia los chicos disponen de casi 16€ a la semana, mientras que las chicas cuentan con unos 12’50€. En este capítulo mencionamos nuevas realidades que han aparecido en estos diez años, como el uso de las nuevas tecnologías o que aumentan las personas jóvenes que viajan, con los efectos positivos que esto  tiene en la formación y aprendizaje en las edades más jóvenes. Es inevitable mencionar el botellón, que también surge en el capítulo de Salud al hablar de drogas; ofrecemos cifras en las que se  constata que el consumo de alcohol no es exclusivo de las personas jóvenes y quizá una mayor conciencia en la población adulta haría más fácil luchar contra el abuso del alcohol.

Salud: Establecemos distintos apartados:

“Drogas”: destacamos que se empieza a consumir tabaco algo más tarde (de 12’8 años a 13’09 años), al igual que el alcohol (se ha pasado de la edad de 13’7 años a 13’84). Además, según la última Encuesta Escolar a Estudiantes de Enseñanza Secundaria, en los últimos años ven menos disponibles las drogas. Es llamativo que, en jóvenes de 14 a 18 años, sólo un 46% perciben riesgos en el  consumo habitual de alcohol. Sin embargo, el 75% consideran peligroso el cannabis o el tabaco.

“Sexualidad y Enfermedades de Transmisión Sexual”: ofrecemos cifras obtenidas de la Encuesta de Salud y Hábitos Sexuales del INE en las que, de todos aquellos hombres que reconocían haber consumido prostitución, casi un 25% son hombres que conviven con su pareja, más de un 40% viven solos; por ello es básico inculcar en los hombres la pregunta “¿cuántas mujeres son víctimas de trata?”. Precisamente, con este lema nació el proyecto Asteria, financiado por el Ministerio de Igualdad del Gobierno de España, con el objetivo de visibilizar  y denunciar socialmente la Trata de Mujeres con fines de Explotación Sexual como una forma de Violencia contra las Mujeres que vulnera los Derechos Humanos; está subvencionado por el IMEX, y desarrollado en la provincia de Badajoz por la Asociación de Mujeres Malvaluna y  en la provincia de Cáceres por ADHEX. Sobre la trata, el Instituto de la Juventud y el IMEX pusieron en marcha el año pasado la Campaña  “Mercado Injusto” con la que se hace una llamada de atención a los jóvenes para que no sean cómplices de esta vulneración de los derechos humanos.

“Deporte”: los hombres dedican 6’4 horas semanales, mientras que las mujeres extremeñas sólo practican deporte durante 2’2 horas.

“VIH-Sida”: las cifras más recientes indican que, a nivel nacional, el 30% de las personas infectadas por el VIH ignoran que lo han contraído, por lo que sus prácticas sexuales sin protección se convierten en un medio de transmisión de indudable gravedad. Según el INE, entre jóvenes de 18 a 29 años de edad, se han realizado alguna vez la prueba del VIH un 32,6% de hombres y un 30′2% de mujeres.

“Discapacidades”: en uno de cada cuatro hogares de la región vive una persona con discapacidad. Se cita una encuesta del INE que señalaba que la discapacidad en niñas/os y jóvenes de 6 a 19 años no es significativa, si bien la gravedad de las situaciones padecidas en algunos casos, les hacía tener un alto riesgo de no integrarse en el sistema escolar y, posteriormente, en el entorno laboral y social desde el momento de la aparición de discapacidades graves, además de la carga de dependencia y cuidados que supone para la familia o a los sistemas formales de atención, cuando éstos existen.

“Accidentes de tráfico”: según la asociación juvenil “Alternativa Joven“, en 2004 los accidentes de tráfico eran la primera causa de mortalidad y morbilidad juvenil entre los 15 y 29 años en Europa, España y en nuestra Comunidad Autónoma. Las cifras a nivel nacional han ido descendiendo drásticamente (de 4289 personas fallecidas en carretera en 1998, a 2181 personas en el año 2008).

“Alimentación”: el Servicio Extremeño de Salud estima que unas 1200 personas padecen anorexia o bulimia en la región. Cada año aparecen entre 75 y 100 nuevos casos que, sobre todo, afectan a chicas jóvenes.

Juventud rural: nos parece importante prestar atención a las personas jóvenes de poblaciones rurales, ya que el 88% de la población regional vive en municipios rurales. En núcleos de menos  de 10.000 habitantes hay cerca de un 43% de jóvenes hasta 34 años; en localidades de 10.000 a 50.000 habitantes, son un 49%. Una inmensa mayoría de estos y estas jóvenes, prácticamente un  70%, consideran que la vida es más agradable en los pueblos que en las ciudades. En cuanto a las infraestructuras con las que cuentan. Quienes tienen menos de 15 años valoran muy positivamente los pabellones polideportivos; a partir de la edad de 15, valoran otros espacios como parques, pubs, discotecas, plazas y centros de ocio juveniles.

Jóvenes en riesgo de exclusión social: destaca que Extremadura es la región donde las desigualdades están menos acentuadas. Eso sí, en prisiones, ámbito en el que trabaja intensamente Adhex, cerca de la mitad de personas privadas de libertad en Extremadura son menores de 35 años.

Política de juventud y acción juvenil: en este capítulo, hacemos un repaso a los Planes de Juventud que ha habido desde el año 1996, así como al asociacionismo juvenil (un 14% de juventud extremeña participa en algún tipo de asociación) entendido como una herramienta muy eficaz para la participación de las personas jóvenes en la sociedad.

En la presentación del informe, el consejero de los Jóvenes y del Deporte, Carlos Javier Rodríguez, subrayó el hecho de que en el estudio, “los jóvenes extremeños se muestren optimistas sobre sus expectativas de futuro”, y alabó el trabajo realizado desde CIDHEX como herramienta para ser “más eficientes en las políticas y gasto” que se hace para la juventud jóvenes planteando acciones más específicas acordes a sus demandas y necesidades. Para Rodríguez, esta publicación cumple con uno de los objetivos que establece el Observatorio de la Juventud de Extremadura “estudiar la realidad juvenil y las transformaciones que se van produciendo en la población joven”.

0 comments

Deja un comentario

Diputación de  Badajoz Diputación de Cáceres